PALAMOS / EMPURIABRAVA

DÍA 15 DE MARZO 2016 (martes):

La navegación consistió en el traslado de un pequeño y divertido velero de 25 pies, con un trayecto de lo más interesante Palamos - Empuriabrava, y como tripulación Iván, Quique y Marino.

La embarcación con un pequeño motor de 9 cv, vela mayor y génova, una generosa bañera que permitía aceptable comodidad, y dotada para su gobierno de caña de timón. Se hacía interesante navegar con esta forma de gobierno a la que poco ya estamos acostumbrados. También destacaba en este modelo sus dos timones para ayudarlo en estabilidad.

Como hora prevista de zarpada las 10.00 horas de la mañana, pero se retrasó una hora más tarde por un contratiempo con la vela génova, la cual, disponía en toda su longitud de una funda con cremallera para protegerla. Finalmente decidíamos solucionarlo durante la navegación.

La previsión del trayecto manteniendo próxima la costa se calculó en unas  25 millas; iniciando la navegación de ceñida con la vela mayor y apoyo de su pequeño motor a medio gas. Viento constante de unos 15 nudos y rachas próximas a 20 nudos del NNE, estado del mar fuerza 3 a 4.

Ya en travesía arriamos la génova e intentamos solucionar el problema con su funda, y finalmente pudimos solucionarlo en parte ayudándonos con el amantillo; pudiendo navegar con la vela génova.

Dada su pequeña eslora y con el estado de viento y mar, se notaba en alguna ocasión que la embarcación estaba a su límite en cuanto a estabilidad; y el añadido de una nueva complicación al calentarse el motor saltando el pitido de problema de refrigeración. Nos obligaría todo el trayecto a estar atentos de no pasarlo de revoluciones, y así lograr que no hubiera problema al respecto.

Ante estado del mar y viento, y problema con motor, decidíamos realizar una navegación con bordos cada cierto tiempo, esperar tener suerte de que el viento ni fuera a más ni a menos, y ya sabiendo que posiblemente el programa de tiempo invertido en trayecto podía aumentar y con posibilidad de arribar de noche. En algún momento ciertas cortinas de lluvia nos amenazó, pero prácticamente nos acompañó un día soleado.

Finalmente todo nos salió redondo, disfrutamos de las bonitas vistas de la Costa brava (Islas Formigas, Callella de Palafrugell, Cap de Sant  Sebastià, Cap de Begur, Platja de Pals, Estartit, ..); también es cierto que al realizar viradas nos obligaba en ocasiones alejarnos de la costa.

Hacia las 15.30 horas navegabamos entre Estartit y sus islas Medes. Y ya cayendo el sol en el horizonte hacia las 19.00 horas rebasabamos la bocana de Empuriabrava. Espectacular navegar por su canal principal y arribar ya en su misma marina.

Unas 8 horas de navegación y estimamos una velocidad media de 3,8 a 4,0 nudos hora. Por supuesto, que haríamos unas cuantas millas más de las previstas.

Una navegación en un divertido y pequeño velero, con ciertos contratiempos, pero que en equipo pudimos solucionar, y lo más importante...  navegar y disfrutar con buena compañía.