NAVEGACIÓN ISLAS COLUMBRETES.

DÍA UNO

Jueves 29 octubre 2015

Desde Port Olimpic y sobre las 15.00 horas empezamos con los preparativos.

La tripulación: 

Chiki, Julio, Eva, Eduardo, Marino y Josep.

Tras presentaciones, carga de equipos y buen chequeo del Bavaria 38 que nos acompañaba, procedíamos a zarpar, saliendo de la bocana hacia las 17.25 horas.

Buen ambiente antes de zarpar con la compañía del estupendo navegante Iván, que se acercó para brindar con un buen Cava por el nacimiento de su pequeña Irene, y que quedaría en tierra por sus obligaciones con la familia.

Iniciamos ya la navegación con la mayor y apoyo del motor arrumbando hacia la Boya Sierra, con vientos moderados prácticamente para toda la primera parte de travesía hacia Benicarló, de ceñida, del SW, y un mar tranquilo. Caía el Sol a medida que nos acercabamos a la boya mencionada.

Hacia las 20.15 horas, ya de noche y con rumbo directo a Benicarló, recibíamos a una espectacular luna llena que asomaba rápida desde el Este y por el horizonte, color naranja. Resulta agradable esta compañía para la noche, aportando seguridad en los turnos de guardia y haciéndolas más amenas.

Ya después nos dispusimos a cenar y dar comienzo con las guardias.

Una plácida noche, que si bien el ronroneo del motor llegaba a molestar, terminabas por acostumbrarte.

DÍA DOS

Viernes 30 octubre 2015

Con el amanecer nos dispusimos a preparar los equipos para pesca al curricán, y tras explicar cómo trabajar la técnica, enseguida comenzaron capturas de  bonitos del mediterráneo que nos tuvo entretenidos buena parte de la mañana con el disfrute con la pesca. Nuestro Chiki perdió una importante captura, más debido a que el equipo no erá el adecuado para soportar tanto peso.

Curioso resultó escuchar la conversación de radio entre la costera, barco de la armada y pescadores de la zona alarmados por avistar un submarino.

Antes del mediodía rebasabamos la estación de producción Castor, quedando unas 12 millas para nuestro primer destino.

La última parte de la navegación de este día y ya ojeando en el horizonte y por nuestro babor el conocido castillo de Papa Luna de Peñiscola, se destacó por navegar a vela por un buen momento.

Hacia las 13.30 horas arribamos al puerto de Benicarló, pasando la tarde con ciertas tareas eléctricas de mantenimiento y la preparación entre todos de un guiso de Marmitako con parte de la pesca del día, y asi tener lista la comida para degustarla al día siguiente.

Terminamos el día con una estupenda cena en el restaurante próximo al puerto "Pau", tal vez algo cansados después de 106 millas navegadas, pero para los amantes del buen comer, resultó toda una delicia, incluído un plato de arroz negro con nombre Volcán de Columbretes.

DÍA TRES

Sábado 31 octubre 2015

Las predicciones metereológicas confirmadas desde tierra con nuestro Iván, harían aconsejable no tomar rumbo a las islas Columbretes a unas 32 millas de Benicarló, pues resultaría el regreso posterior a Barcelona un tanto arriesgado por previsiones de fuertes vientos de Levante.

Ante este panorama se decide zarpar durante la mañana y costeando con la debida distancia de seguridad, y arrumbar hacia Port Olimpic.

Una plácida navegación y de nuevo entretenida con capturas de pesca, aunque al inicio gran cantidad de nubes cargadas de lluvia nos amenazaban, pudiendo observar en la lejanía un Vórtice que se desarrollaba entre el mar y una masa de nubes, pero que poco a poco dejaríamos en la lejanía.

La mañana se destacó por un pequeño accidente al clavarse Chiki un anzuelo de una de las rapadas de curricán. Y al ver que no suponía problema, entre el propio accidentado, Eva y Marino conseguíamos extraerlo adecuádamente. Eso sí, antes tomaríamos unos buenos tragos de la famosa garrafa de celebraciones.

Tras rebasar el impresionante Delta del Ebro, nos dispusimos a comer el rico guiso de Marmitako cocinado el anterior día, quedando una tarde en la que en algún momento pudimos navegar sólo con las velas, disfrutando de la caída del sol ya próximos al puerto de la localidad de Cambrils. Julio dejaría en un video grabado desde la proa unos estupendos momentos de la navegación.

Por las predicciones de fuertes vientos durante la noche que se avecinaba, se tomó la decisión de aproximarnos a port Cambrils para pasar la noche. Aproximación ya hacia las 18.30 horas y de noche que adecuadamente realizó Eva y que también se encargaría de realizar la maniobra correcta de amarre en un canal complicado por su estrechez.

Después de limpiar las capturas de ese día, nos dejamos caer por uno de los restaurantes de la localidad para cenar.

DÍA CUATRO

Domingo 01 noviembre 2015

Se decidió zarpar pronto esa mañana con rumbo Port Olimpic.

Inicialmente se presentó un tranquilo mar, pero los avisos de la costera de F4 hasta el anochecer, nos hacían estar prevenidos para protegernos en un puerto adecuado si empeoraba el estado del mar y viento.

A medida que navegabamos se hacía evidente que el mar y viento empeoraban, llegando a un estado de rachas de ceñida ya superando los 25 nudos y más tarde los 30 nudos, obligando con anterioridad a rizar la mayor.

Pasadas unas cuatro horas de navegación, se decide abandonar y refugiarnos en puerto más apropiado para entrada por bocana, señalando apropiadamente Josep y Julio a la localidad de Torredembarra.

Aún con la adversidad, se respiraba buen ambiente antes de entrar por la bocana, con un pequeño tapeo y unos sorbitos de la garrafa de celebraciones.

El fuerte viento de Levante complicó tanto la entrada por la bocana y amarre en zona de puerto, pero entre todos y con la ayuda de la marinería del puerto se logró sin novedad.

Ante este panorama de temporal previsto para unos dos días más, se decidía que desde Torredembarra Chikii, Eva, Julio y Josep se trasladaran a Barcelona en tren para cumplir el lunes siguiente con sus obligaciones.

Eduardo y Marino quedarían junto al barco y así aprovechar para conocer el pueblo hasta pasar el temporal.

Tanto el lunes y martes siguientes el litoral de la zona, continuó siendo castigado por el fuerte temporal de Levante.

DÍA CINCO

Miércoles 04 noviembre 2015

Animados por regresar definitivamente el barco a Barcelona, Josep y Julio se acercaron de buena mañana donde se unirían con Marino.

Un mar calmado tras el temporal, día soleado, y que prácticamente se realizó a motor y con la mayor.

Un disfrute costeando el litoral y que tras unas pequeñas explicaciones de ajustes y manejo del Sextante, procedíamos a realizar una altura instrumental del Sol en un punto determinado.

Ejercicio con precisión de Josep y Julio, que resultó sobresaliente para su primera vez. Y sobretodo, reseñar su gran interés por el manejo de este instrumento de navegación.

Hacia las 15.30 horas dabamos por acabada en Port Olimpic esta aventura de unos días destacados por disfrutar con el mar, la buena compañía y "buen rollo" entre toda la tripulación.