Enrollado de la vela Génova.

A la hora de realizar la maniobra de enrollado de la vela Génova, nos preguntamos, en qué sentido debemos recibir el viento para facilitar la correcta maniobra:

Aquí debemos olvidarnos como en el caso de la vela Mayor aproarnos o situarnos a recibir el viento a unos 30 grados por cualquiera de ambas bandas.

Lo más apropiado, sería realizar la maniobra de enrollado, con el Génova desventado, a un descuartelar, recibiendo el viento a unos 60 grados en el caso de recibirlo por el sentido de proa, de tal forma que al flamear la vela se encuentre fuera del barco y asi evitar el golpeo contra los obenques y posibles daños a su trapo.

Conviene también, que uno de los tripulantes, acompañe a la escota de la Génova para facilitar un ligero tensado del trapo y asi facilitar un correcto enrollado y evitar posibles flameados bruscos.

Algunas ocasiones, el tripulante que comienza a realizar la maniobra de enrollado con el cabo correspondiente (del enrollador), no consigue con su fuerza iniciar la maniobra, en tal caso, nos debemos olvidar de iniciar un enrollado con la maneta, pues corremos el peligro de estropear el mecanismo de enrollado, siendo conveniente entonces, adelantarnos por la banda correspondiente y ayudar manualmente a enrollar en una posición más adelantada.